Abanico con papel pinocho
Para esas desapacibles tardes invernales en las que el mal tiempo invita a quedarse en casa al abrigo de un cálido fuego hogareño, nada mejor que disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos mientras ponemos a prueba nuestra imaginación con una divertida manualidad. En la tarea de hoy te invito a diseñar un original abanico que puedes personalizar como prefieras y que requiere pocos y económicos materiales.

Puedes realizar esta manualidad en compañía de los pequeños de la casa y así estimular su imaginación, mientras los mantienes ocupados, sin duda otra difícil tarea. Los materiales que necesitaremos para diseñar nuestro abanico son los siguientes: papel de seda; cartulina o cartón; pinturas o rotuladores; cola de carpintero; pasador, y por último, tijeras.

Una vez que hayas reunido todos estos artículos, puedes empezar por recortar cada una de las tiras de tu abanico. Por lo que se refiere a la forma y el tamaño, pueden ser las que tú prefieras, en función de la dimensión que quieres que tenga tu abanico. A continuación, tienes que pintar y decorar las tiras de cartulina como te apetezca y después juntarlas todas, asegurándote de que coinciden por completo para después agujerearlas y sujetarlas con ayuda del pasador.

El último paso de nuestra manualidad consiste en pegar el papel de seda en la parte superior de las tiras de cartón, empezando por la primera y terminando por la última. Sin embargo, te recuerdo que esta es una pequeña guía básica que puede inspirarte para después incorporar más ideas y así conseguir un diseño todavía más personalizado. Y no olvides también que puedes sustituir cualquiera de estos materiales por otros diferentes, por ejemplo tela fina en lugar de papel de seda y un cartón más grueso, de esta forma conseguirás un diseño más resistente.