Acuchillar o lijar el parqué
El paso del tiempo y el uso de productos de limpieza agresivos, terminan por estropear y dañar nuestro parqué. ¿La solución? En la mayoría de los casos bastará con lijar el suelo para recuperar su aspecto de los primeros días.

Acuchillar el parqué, tal y como dicen los profesionales, es un trabajo bastante laborioso que debe realizarse con un máquina especial para este tipo de tareas. Hoy te explicamos algunos consejos para que puedas enfrentarte a esta tarea de la mejor forma posible.

La máquina y la lija adecuada

Lo primero de todo será conseguir la máquina y las lijas adecuadas, que puedes adquirir en cualquier tienda de bricolaje o bien pedirlas prestadas a algún amigo. Para esta tarea, la máquina de rodillo es la herramienta más adecuada.

Y por lo que se refiere a la lija, escoge una de grano grueso que es perfecta para eliminar el barniz. Mientras que para conseguir una superficie libre de arañazos y desperfectos, utiliza una lija de grano medio.

Consejos para utilizar la herramienta

Cuando tengas que utilizar esta máquina, hazlo siempre en varias direcciones, primero en perpendicular y después en diagonal. De esta forma conseguirás que tu suelo tenga un aspecto lo más uniforme y homogéneo posible.

Acuchillar o lijar el parqué

Y por lo que se refiere a la velocidad, asegúrate de emplear una velocidad constante. Y por supuesto, nunca dejes la máquina quieta con el rodillo girando en un único punto, ya que puedes estropear tu madera.

Limpiar y barnizar

Una vez que hayas terminado, acuérdate de utilizar una lijadora de orillas para todas esas zonas de difícil acceso. Una vez hecho todo esto, podrás limpiar tu suelo con detergente suave que no sea demasiado agresivo, y barnizar para proteger tu suelo y conseguir un brillo especial en tu madera.