Adhesivos básicos en bricolaje
Uno de los objetos más utilizados en buena parte de las tareas de bricolaje de nuestro hogar es el adhesivo. Por eso en el artículo de hoy te presentaremos una pequeña guía básica con los diferentes tipos de pegamentos que existen, atendiendo a determinados aspectos como por ejemplo los materiales que utilicemos y las tareas que debamos realizar.

Así que toma buena nota de los consejos que aparecen a continuación y que te pueden resultar de gran interés cuando tengas que hacer alguna pequeña chapuza. Tal vez piensas que escoger el pegamento más adecuado no tiene ningún misterio, pero si continúas leyendo el artículo de hoy descubrirás ciertos detalles a tener en cuenta que seguro te sorprenden.

– Los adhesivos de montaje son muy prácticos cuando queremos fijar grandes superficies, porque además de pegar, también sellan y rellenan zócalos o jambas de la pared.

– Para las reparaciones más sencillas, que suelen ser las más frecuentes en muchos hogares, como por ejemplo arreglar el juguete de nuestros hijos, puedes recurrir al adhesivo extra-fuerte. En este sentido, te recomiendo optar por uno sin disolventes y de efecto inmediato.

– Las masillas reparadoras están destinadas para reconstruir piezas de algún artículo agrietado o roto. Una buena solución para rellenar los trozos que faltan en el hueco de nuestro mueble o en cualquier espacio del hogar.

– En los comercios especializados en bricolaje también tenemos la clásica cinta adhesiva que es perfecta cuando queremos sellar una fuga, por ejemplo la manguera de nuestro jardín.

Así que antes de realizar tu tarea de reparación o manualidad, cualquiera que sea, te recomiendo que tengas muy en cuenta todos estos aspectos. Seguro que te has dado cuenta de que el adhesivo de bricolaje puede tener muchas más funciones de las que en un principio te imaginabas, ahora sólo tienes que ponerlas en práctica.