Árbol de Navidad con goma eva
Hacer feliz a los más pequeños de la casa es mucho más fácil de lo que imaginas. Tan sólo necesitas unos cuantos materiales y buenas dosis de imaginación. En nuestro artículo de hoy os proponemos diseñar unos originales árboles de Navidad, en pocos y sencillos pasos, y así disfrutar de un agradable rato en compañía de la familia, mientras estimulamos la inteligencia de los más jóvenes.

Lo primero que debes hacer es reunir los siguientes materiales: goma eva; pegamento; una maceta de barro; arena; piedras; una caña; una estrella; pinceles y pintura. A continuación deberás dibujar sobre la goma eva tres conos de diferentes tamaños y colores, que tendrás que colocar uno encima de otro, hasta dar forma a tu árbol.

Para dar forma de cono a la goma eva tendrás que pasar sobre ella una plancha a temperatura tibia. Pega con adhesivo los tres conos de este material y después pinta y decora tu árbol de Navidad. El diseño es totalmente libre, así que puedes utilizar los colores que más te gusten y añadir todos los detalles ornamentales que se te ocurran y que pienses que pueden quedar bien.

En este sentido el último límite es tu imaginación, así que no tengas miedo de poner a prueba infinidad de propuestas decorativas. Cuando hayas terminado de pintar y adornar tu árbol, podrás introducir el palo de caña y sujetarlo con pegamento. Con ayuda de la arena y de las piedras tendrás que colocar tu árbol en la maceta, asegurándote de que está correctamente sujeto.

Para terminar nuestra manualidad de hoy, sólo falta pegar en la punta de nuestro cono una bonita estrella de Navidad. Como te habíamos prometido se trata de una tarea muy creativa, ingeniosa y fácil, así que no busques más excusas y ponte manos a la obra con ella.