Arreglar un asiento de silla
En nuestro artículo de hoy os explicamos todos los pasos que debéis realizar para reparar el asiento de esa silla que tantos problemas os está causando. Una tarea muy sencilla que cualquier simple aficionado al bricolaje puede realizar sin grandes complicaciones, y sin necesitar un amplio surtido de herramientas y materiales. Tan sólo un poco de paciencia y los consejos que te ofrecemos a continuación.

El primer paso será retirar los restos de antiguos materiales de nuestra silla, para después limpiar la superficie en profundidad. Una vez que hayas hecho esto, podrás pasar por toda la superficie de tu asiento una sierra de calar con la hoja adecuada a las características de tu silla.

Después recorta una espuma a la base de madera con las medidas exactas de tu asiento, y pega este material con pegamento universal, pero asegúrate de que no contiene disolventes que puedan dañar la espuma de tu confortable asiento. Cuando el adhesivo se haya secado por completo podrás colocar la pieza de polipiel, con el diseño que más te guste y que puedes combinar con el resto de tu estancia.

Grapa el polipiel a tu asiento con una grapadora especial para este tipo de trabajos y de materiales, y después clava unas tachuelas para conseguir la mayor fijación posible. Por último, tendrás que pegar un trozo de tela negra rígida, con la que cubrir y proteger la base.

Como te habíamos prometido se trata de una tarea muy sencilla, rápida y económica, que está al alcance de todos nuestros lectores. Así que no hace falta que te despidas de esa silla que tanto te gusta, porque puedes actualizar por completo este viejo mueble y disfrutar de una divertida tarea de bricolaje.