Arreglar una jardinera
Si eres uno de los pocos afortunados que tiene un jardín en su hogar, seguro que el artículo de hoy te interesa, y mucho. En esta ocasión te explicaremos cómo reparar una jardinera, un elemento muy habitual en buena parte de nuestros jardines. No hace falta ser todo un experto en bricolaje para conseguir un resultado profesional, tan sólo necesitas unos cuantos materiales y herramientas, y los consejos que te ofrecemos a continuación.

El primer paso será limpiar en profundidad nuestra jardinera, asegurándonos de que eliminamos hasta la suciedad más incrustada. Cuando hayamos limpiado la superficie a reparar y se haya secado por completo, podrás continuar con la tarea de reparación.

El siguiente paso será colocar un listón de madera en la parte de nuestra jardinera que requiere atención, a modo de encofrado, y lo sujetes con dos sargentas. Para reconstruir nuestra jardinera deberemos utilizar masilla adhesiva de efecto rápido, que tendrás que dar forma con las manos.

Aplica el producto sobre la zona que requiere atención y vete dando forma a la masilla hasta que adquiera el efecto deseado. Espera a que el material se haya endurecido y después podrás repasar la zona con una lijadora y una lija de grano medio. Acuérdate de retirar los restos de polvo que se hayan producido al lijar esta superficie. Si te apetece y además quieres conseguir un acabado mucho más profesional, puedes pintar tu jardinera con el color que más te guste.

Como ves se trata de una tarea muy fácil de realizar, donde prácticamente el único secreto es sujetar nuestra jardinera con la madera y dar forma a la masilla. Un material muy útil en buena parte de reparaciones domésticas, ideal para restaurar piedra y hormigón, entre otros muchos materiales de construcción. Ahora que ya conoces este truco, no dudes en ponerlo en práctica en cualquier otra superficie o rincón de tu hogar a reparar.