Averías habituales de las cisternas
Es bastante normal que a lo largo de los años las cisterna del baño de tu casa sufra numerosas averías. Puede ocurrir que haya más pérdida de agua de la habitual o el w.c haga extraños ruidos tras tirar de la propia cisterna.

de llamar a un fontanero que te ayude a solucionar tales problemas puedes intentarlo tú con los siguientes consejos fáciles y sencillos.

Materiales para arreglar las averías

Para solucionar algunos problemas que puedas tener con la cisterna de tu baño vas a necesitar una serie de materiales que te enumero a continuaicón:
– Alicates
– Fregona
– Llave inglesa

Consejos para arreglar algunas averías de la cisterna

La mayoría de las averías del wc de tu baño se suelen deber al flotador de la cisterna o las válvulas que controlan la entrada y la salida del agua. En el caso de que el flotador se encuentre hundido en el agua debes arreglarlo porque está inservible. Para ello debes ir a la ferretería y comprar un flotador nuevo para cambiarlo. Recuerda que hay que cortar la llave de agua antes de realizar tal operación. Con la ayuda de unos alicates y una llave inglesa no tendrás demasiados problemas a la hora de poner el flotador nuevo. Otro de los problemas más comunes de la cisterna consiste en un fallo en la válvula de entrada del agua, lo que hace que la cisterna no se llene de agua correctamente. En este caso al igual que con el caso del flotador, también deberás cambiarla por otra nueva y solucionar tal problema.

Averías habituales de las cisternas
También es bastante habitual que la cisterna se atasque demasiadas veces y se acumule el papel junto con las heces. Para ello lo mejor es usar un desatascador y terminar con tal problema de una manera rápida. En el caso de que no tengas uno, puede elaborar uno casero con la ayuda de una fregona. Basta con coger el palo de la misma y poner una bolsa de plástico en uno la parte alta del propio palo. De esta manera tienes un desatascador casero que te ayudará asolucionar tal problema.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a solucionar algunas de averías más habituales y comunes de las cisternas. En el caso de que el problema sea mucho más grave, lo más aconsejable es llamar a un fontanero para que te solucione el problema en el menor tiempo posible y de una forma eficaz.