Barnizar muebles de jardín
La tarea de hoy está dedicada para aquellos privilegiados que disfrutan de las innumerables ventajas de tener un jardín en su hogar, sin duda uno de los rincones favoritos de muchas personas para relajarse y conquistar a las visitas, siempre que esté bien cuidado y en perfectas condiciones. Para conseguirlo te invito a que pongas en práctica un sencillo truco muy útil en la mayoría de jardines, y que consiste en barnizar nuestros muebles de jardín de madera.

Para empezar tendrás que lijar suavemente la superficie de tu mueble de madera con ayuda de una lijadora de grano medio y que a ser posible esté adaptada para poder llegar fácilmente a todos los rincones. Una vez que hayas realizado este sencillo paso tendrás que limpiar los restos de suciedad con un trapo seco, y después aplicar una mano de fondo conservante especial para madera.

Es aconsejable apostar por un producto de fácil impregnación que nos ayude a evitar la formación de moho, carcoma y hongos. Y antes de continuar con nuestra tarea, espera a que haya transcurrido el tiempo que especifica el fabricante en el envase. Para conseguir un acabado todavía más profesional, es aconsejable realizar un lijado suave y una posterior limpieza, cada vez que apliques una mano de fondo conservante.

El siguiente paso será aplicar dos manos de protector de madera, a ser posible uno con protector decorativo de acabado suave que es muy útil para proteger nuestro mueble de los perjudiciales rayos de sol. Una vez que el barniz esté totalmente seco, podrás colocar tu mueble en su lugar correspondiente, pero antes de nada asegúrate de ello. Una tarea muy sencilla de realizar que te ayudará a lucir unos muebles de jardín en perfectas condiciones.