Bolsa para la ropa sucia
Si lo tuyo son las manualidades y la creatividad, no te pierdas la idea que te presentamos en nuestro artículo de hoy. Una oportunidad de reciclar todos esos materiales que tienes en casa y que no sabes cómo reutilizar, y que está al alcance de todos nuestros lectores.

Así que toma nota y no pierdas detalle de las ideas que te explicamos a continuación para diseñar una práctica bolsa para guardar la ropa sucia, en pocos y sencillos pasos, con tus propias manos, y sin tener que gastar un dineral. ¿Qué vas a necesitar? Tela gruesa y muy resistente; aguja e hilo; y unas asas de plástico para transportar tu cesta, que puedes conseguir de algún viejo complemento que tengas en casa o comprarlas nuevas.

Bolsa para la ropa sucia
Empieza por dibujar en la tela la forma que quieres que tenga tu bolsa para la ropa, diseñando dos piezas que tendrás que coser entre sí en la parte inferior y en los laterales con aguja e hilo. Cuando hayas terminado de unir las dos piezas, podrás coser las dos partes de tu bolsa a las asas de plástico, haciendo un dobladillo para que tu manualidad sea más resistente.

Como te habíamos prometido se trata de una manualidad mucho más fácil de realizar de lo que habías imaginado, así que manos a la obra con la tarea de hoy porque seguro que te sorprendes con los resultados.

Y no olvides que puedes utilizar todos los detalles ornamentales que quieras para conseguir un diseño más personalizado, e incluso sustituir el asa de plástico por un cordón para diseñar una práctica bolsa en forma de saco. Deja volar tu imaginación y pon en práctica todas las ideas que se te pasen por la cabeza.