Bombilla en forma de gallina
Si quieres disfrutar de la compañía de tus hijos y al mismo tiempo estimular su inteligencia, nada mejor que una divertida manualidad como la que te invitamos a diseñar en el artículo de hoy. Una tarea para niños y niñas a partir de los ocho años de edad que requiere pocos materiales, además de la supervisión de un adulto.

Los materiales que vas a necesitar para decorar una bombilla en forma de gallina son los siguientes: pintura blanca; fieltro blanco, negro y naranja; una bombilla; un rollo de papel higiénico; plumas; pintura; gomaespuma de color naranja, y por último pegamento. Para empezar deberás pintar la bombilla de color blanco, después cortar un trozo de papel higiénico de 1 centímetro y una tira de gomaespuma del mismo tamaño, que deberás pegar alrededor del papel higiénico.

El siguiente paso será pegar la gomaespuma a tu bombilla para conseguir una especie de soporte. Con el fieltro negro deberás hacer la forma de los ojos y con el naranja, el pico de la simpática gallina. Una vez que tengas todos estos diseños tendrás que pegarlos en el lugar correspondiente.

Para terminar, tan sólo falta colocar las plumas en la parte superior de la bombilla, es decir sobre la cabeza de nuestra gallina, y también a ambos lados del cuerpo. Aquí terminaría la manualidad de hoy, pero si quieres también puedes añadir los detalles y adornos que quieras y que pienses que pueden quedar bien. No tengas miedo de probar infinidad de diseños, y anímate a poner a prueba tu creatividad.

Por supuesto no olvides que también puedes diseñar cualquier otro animal de similares características, o bien inspirarte en el dibujo animado favorito de tus hijos. Y una vez que hayas terminado la manualidad, ten mucho cuidado al conectar la bombilla, que nunca deberá estar al alcance de los pequeños de la casa.