Cómo cambiar el embellecedor de un enchufe
Es bastante usual y normal que con el uso diario, el embellecedor típico que hay en los enchufes pueda desplazarse y quedarse algo suelto. La mayoría de las veces esto suele ocurrir por enchufar y desenchufar continuamente diferentes aparatos eléctricos del hogar como pueden ser lámparas o el propio televisor. Además del peligro que puede entrañar el tenerlo en dichas condiciones sobretodo con los más pequeños de la casa, un embellecedor suelto crea un mal aspecto desde el punto estético de la casa y suele dar una imagen de dejadez.

Para evitar esto y tener todos los enchufes de la casa en perfecto estado, sólo tienes que seguir una serie de pasos muy fáciles y sencillos que te ayudarán a dejar el enchufe como nuevo y evitar cualquier tipo de problema en un futuro.

Cómo cambiar el embellecedor de un enchufe

Lo primero que tienes que hacer es ver si el embellecedor del enchufe se ha movido desde el exterior. En este caso quiere decir que necesitas ponerlo correctamente desde el interior. Para ello vas a necesitar un destornillador con el que puedas quitar el propio embellecedor del enchufe. Acto seguido y con bastante cuidado debes sacar la base del enchufe de la propia caja en la que se encuentra. Fíjate bien ya que el propio enchufe debe contar con unas patillas laterales que debes abrir. Acto seguido debes atornillar de nuevo el enchufe a la propia pared.

Cómo cambiar el embellecedor de un enchufe

Poner un poco de masilla fijadora

Puede ocurrir aunque no sea lo más normal que el enchufe no tenga patillas, en este caso deberás poner un poco de masilla fijadora en la base de la caja para evitar que el enchufe vuelva a desplazarse y a moverse. Una vez hayas puesto la cantidad de masilla necesaria, debes esperar durante unos minutos a que la misma se seque perfectamente para conseguir una fijación ideal y perfecta del propio enchufe. Ya sólo queda volver a poner el embellecedor para terminar el trabajo, para ello aprieta bien los tornillos y evitar de esta forma que pueda volver a desplazarse o moverse en un futuro.

Como has podido ver y comprobar, no es para nada difícil ni complicado el fijar el embellecedor de un enchufe si se encuentra suelto y evitar futuros problemas con los niños. Espero que hayas tomado buena nota de todos estos pasos y a partir de ahora no tengas ningún embellecedor de la casa suelto.