Cambiar un cierre de seguridad
Si tienes niños pequeños en casa, la tarea de bricolaje que te explicamos hoy te resultará de gran interés. En esta ocasión te proponemos sustituir ese viejo cierre de seguridad de los armarios en los que guardas productos de limpieza tóxicos, que no quieres que caigan en manos equivocadas.

El primer paso que deberás realizar será visitar tu tienda bricolaje de confianza y adquirir tu nueva cerradura, con las mismas características que la pieza anterior. Una vez que lo tengas, deberás realizar una marca con lápiz en el mueble, señalando el lugar en el que quieres colocar tu cerradura de seguridad.

Si lo consideras necesario, tal vez debas perfeccionar el orificio con ayuda de un taladro, o bien rellenar el agujero con masilla de bricolaje porque es demasiado grande. Cuando tengas el tamaño exacto podrás colocar tu nuevo cierre de seguridad e introducir todas las piezas, sin olvidarte de sujetarlas con su correspondiente tuerca.

Un truco que te ayudará a colocar esta cerradura es aplicar unas cuantas gotas de adhesivo extra-fuerte en la parte interior. Presiona bien la pieza y coloca una cinta de carrocero alrededor de la cerradura, mientras esperas a que el adhesivo haga efecto. De esta forma, todas las piezas de tu cerradura se unirán mejor y el resultado será mucho más duradero.

Como ves, se trata de una tarea muy sencilla, rápida y barata. Una manualidad que está al alcance de todos nuestros lectores, tanto de los expertos, como de los simples aficionados.

Así que si tienes que colocar o cambiar un cierre de seguridad, no te olvides tener en cuenta todos los prácticos consejos de hoy, porque te resultarán de gran utilidad. Ponte manos a la obra con la tarea de hoy, que será la primera de muchas futuras manualidades.