Centro de mesa casero
¿Vas a celebrar una cena dentro de poco y no sabes cómo decorar tu mesa de una manera especial y totalmente personalizada? Si es así te recomiendo que pruebes a diseñar con tus propias manos un divertido y original centro de mesa, que tus visitas sabrán apreciar.

Para empezar tienes que reunir los siguientes materiales: una piña, un botón, una pistola encoladora, un rectángulo de fieltro y unas tijeras. Cuando tengas todos estos artículos podrás empezar por hacer la base de nuestro centro de mesa, y para ello recorta un trozo de fieltro con forma de rectángulo. Por lo que se refiere a las dimensiones, todo depende del tamaño que quieres que tenga tu manualidad, así que en este sentido, eres totalmente libre para escoger las medidas.

El siguiente paso consistirá en separar los pétalos de la piña, y por separado ir pegándolos mientras haces un círculo. Espera a que el pegamento se haya secado por completo y después podrás terminar la manualidad, colocando un en el centro del diseño.

Si piensas que con este paso termina la manualidad te equivocas, ya que las posibilidades creativas son muchas, únicamente tienes que estrujarte el cerebro para poner a prueba tu imaginación. Una buena idea puedes ser sustituir el botón por una vela con soporte y colocarla en el centro de los pétalos de la piña.

Aunque también puedes añadir cualquier otro adorno que se te ocurra y que pienses que puede quedar bien. En unos pocos y sencillos pasos habrás logrado una manualidad muy decorativa, que puedes colocar en cualquier parte de tu hogar, y lo mejor de todo, que puedes conseguir utilizando unos pocos y económicos materiales. Así que no esperes más para diseñar tu propio centro de mesa, ideal para cuando se acerquen las fiestas navideñas.