Centros de mesa románticos
¿Celebras una cita muy especial y quieres cuidar hasta el último detalle? En ese caso no te olvides tampoco de decorar tu ambiente, por ejemplo con un centro de mesa súper coqueto, que no pasará desapercibido entre las visitas más exigentes.

La actividad perfecta para esas aburridas tardes de domingo en las que no sabemos qué hacer y en qué gastar el tiempo. Así que reúne a la familia o disfruta de un momento a solas, poniendo a prueba tu imaginación y tu creativa mente, con la tarea que os invitamos a descubrir a continuación.

Para ello deberás pensar primero en un diseño y plasmarlo en un folio. Y cuando lo tengas todo completamente claro podrás ponerte manos a la obra con la actividad de hoy. Comienza por definir todos los elementos decorativos que deseas utilizar y continúa a partir de ahí.

Centros de mesa románticos
Desde Bricomanias te recomendamos utilizar una cesta de mimbre clásica y sin ningún tipo de decoración, que puedes ir personalizando como desees. Por ejemplo, puedes utilizar tela, flores secas y perfumadas, lazos, piñas, conchas o rocas del mar de tu última escapada a la playa o cualquier otro detalle decorativo que desees, y que pienses que puede quedar bien en la manualidad de hoy.

Incluso puedes utilizar todos esos adornos que tienes por casa de algún viejo artículo de decoración. Una manualidad súper ingeniosa y creativa que está al alcance de todos los bolsillos y de todos nuestros lectores. Así que inspírate en catálogos de revistas y en las imágenes que acompañan a nuestro artículo de hoy, y échale imaginación.

Frutas artificiales o secas, velas, pétalos… las posibilidades son muchas y muy numerosas, así que anímate a probar con nuestra actividad de hoy, porque seguro que el resultado es magnífico.