Chanclas con abalorios
La manualidad de hoy es perfecta para esas tardes invernales en las que no sabemos cómo entretener a los pequeños de la casa, sin que nuestra actividad vaya acompañada de un importante desembolso económico. Para esto nada mejor que una divertida manualidad como la que te invito a descubrir en el artículo de hoy. Con tan sólo unos cuantos y económicos materiales que podemos reciclar, lograremos estimular al máximo la imaginación de los pequeños de la casa.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: un par de chanclas lisas, tijeras, pegamento, cuentas, botones o abalorios, hilo de pescar y cinta métrica. Una vez que hayas reunido todos estos artículos podrás ponerte manos a la obra con la manualidad, empezando por medir los dos lados de la lengüeta de la chancla y añadiendo unos 40 centímetros más aproximadamente, y después recortando un hilo de esa medida.

Una vez que hayas hecho esto podrás pasar el hilo por el agujero de la lengüeta, pero ten en cuenta que cuanto más grueso y más cantidad de hilo utilices, más resistente será tu diseño. El siguiente paso será colocar el pegamento o la cola blanca en el agujero, y después coloca la lengüeta y el hilo juntos. Antes de continuar con la manualidad, debes asegurarte de que ambas piezas están completamente secas, y cuando lo hayas hecho podrás introducir las cuentas en el hilo.

Recuerda que tienes que enrollar el hilo alrededor de la lengüeta e ir dando vueltas en forma de bucles. Aunque otra opción interesante en pegar los adornos directamente sobre la lengüeta y así evitarás tener que utilizar un hilo. Una divertida y original manualidad que te permitirá probar un sinfín de ideas, así que prueba a añadir a tus chanclas cualquier otro adorno o detalle que tengas por casa y ya no utilices.