Colocar jambas en la ventana
Las jambas son cada una de las piezas que rodean las ventanas y puertas de nuestro hogar, y cuya finalidad es proteger y fortalecer este espacio. Si tienes que instalar unas nuevas jambas para dar un aire nuevo a tu ambiente o cambiarlas porque están en malas condiciones, te aconsejo que sigas leyendo nuestro artículo de hoy, para descubrir los pasos que tienes que seguir.

Lo primero será tomar las medidas de nuestra ventana o puerta para después trasladarlas a la madera. Marca un ángulo de 45 grados con la ayuda de una caja de ingletes y después corta la madera. Recuerda que en total deberás tener cuatro piezas que juntas, formarán el marco de tu puerta o ventana.

El siguiente paso será colocar cada una de estas maderas en el espacio exacto de tu ventana, para asegurarte de que encajan a la perfección. No te olvides tampoco de medir el hueco que hay entre tu jamba y la pared, que después deberás cubrir con un junquillo. Para ello tendrás que cortar otras cuatro piezas de madera teniendo en cuenta el tamaño de ese espacio a rellenar.

Pega los junquillos en sus respectivas jambas con adhesivo de montaje, y por último coloca las jambas en el lugar previamente delimitado para ello. Espera el tiempo que el fabricante indica en el envase y cuando el adhesivo se haya secado por completo podrás empezar a utilizar tu ventana o puerta.

Un truco para asegurarnos de que las jambas se fijan correctamente es colocar tiras de cinta adhesiva. Para terminar, sólo falta pintar tus jambas con el color que más te guste, y asegurándote de que tu puerta o ventana guarda cierta armonía con el resto de tu estancia. Una tarea mucho más fácil de realizar de lo que imaginabas, tan sólo necesitas paciencia, los materiales adecuados y asegurarte de que tomas las medidas exactas de tu puerta o ventana.