Colocar topes para puertas
El tope para puerta de armario es uno de los elementos más típicos en cualquier hogar, un detalle aparentemente insignificante pero con un valor muy práctico, imprescindible en cualquier rincón de la casa. Por eso en el artículo de hoy te invito a descubrir todo lo que necesitas saber para colocar tú mismo un tope con el que amortiguar esos molestos ruidos, cuando la puerta golpea con fuerza al cerrarla.

En los comercios especializados en hogar y en bricolaje encontramos una amplia gama de topes, aunque para esta manualidad te aconsejo los de plástico con dos partes diferentes: el soporte del mecanismo y la pieza amortiguadora. El siguiente paso será marcar el punto de sujeción en la parte interior del armario, donde deberás colocar la base del tope. Asimismo te aconsejo que sitúes esta pieza en la parte superior del mueble, por la sencilla razón de que en esta zona de tu armario, no entorpecerá ninguna de tus actividades al almacenar cualquier tipo de objeto.

Después tienes que fijar el soporte al mueble con su tirafondo, y para ello utiliza un pequeño atornillador. El siguiente paso será insertar la pieza amortiguadora en el correspondiente orificio del soporte, asegurándote de que funciona correctamente. Como ves se trata de una tarea muy sencilla y rápida de realizar, con la que no necesitas ser un experto en cuestiones de bricolaje para conseguir los mejores resultados. Tan sólo tienes que seguir estos sencillos y adquirir los materiales y las herramientas necesarias, que encontrarás en cualquier comercio.

Recuerda que estos topes se pueden instalar en cualquier espacio de nuestro hogar, especialmente en aquellos rincones de mucho uso como en el armario ropero o en la cocina. Así podrás decir adiós de una vez por todas a esos desagradables golpes cuando cerramos cualquier puerta.