Colocar un botón a presión
En nuestro artículo de hoy os explicaremos cómo colocar un botón a presión en pocos y sencillos pasos. Una tarea que cualquier persona puede realizar, sin ser un gran experto en bricolaje y costura. Así que toma buena nota de todos los consejos que te ofrecemos a continuación y que podrás realizar con unas cuantas herramientas.

Lo primero de todo será visitar tu mercería habitual para adquirir un botón con las características deseadas. Cuando lo tengas podrás hacer una marca sobre el punto exacto de tu prenda antes de realizar el agujero, y así evitarás errores innecesarios.

Con ayuda de un punzón podrás dar golpes secos sobre la prenda en cuestión, y de esta forma colocar tu botón. Cuando realices este paso deberás tener en cuenta el tamaño del botón para no hacer un agujero demasiado grande.

Después podrás fijar con gran cuidado ambas piezas en cada lado de la prenda, procurando no desgarrar el tejido. Asegúrate que de botón está bien fijado sobre la tela, antes de empezar a utilizarlo. Aunque si quieres evitarte todos estos quebraderos de cabeza, puedes utilizar un poco de adhesivo extrafuerte para conseguir la máxima fijación posible, pero de una manera mucho más fácil y rápida.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo de hoy, colocar un botón de estas características es mucho más sencillo de lo parece. Tan sólo necesitarás las herramientas apropiadas, seguir los consejos que te explicamos en nuestro artículo de hoy y tener un poco de paciencia para lograr unos espléndidos resultados.

No tengas miedo de poner a prueba tus habilidades, porque seguro que te sorprendes con los resultados. Un artículo que está muy presente en buena parte de prendas vaqueras, cazadoras y otros accesorios más.