Colocar un burlete aislante
En nuestro artículo de hoy os explicaremos todos los pasos que debéis seguir para colocar un burlete, que os ayudará a aprovechar el calor de vuestro hogar. De esta forma, conseguiréis reducir el consumo en vuestra factura energética. Una tarea muy rápida, fácil y barata en la que únicamente deberemos tapar esos pequeños huecos de nuestra puerta o ventana.

El primer paso será adquirir un burlete autoadhesivo en tu tienda de bricolaje habitual, y limpiar en profundidad toda la superficie de tu puerta o ventana. Para ello, utiliza un trapo humedecido en alcohol que te ayudará a lograr mayor fijación cuando tengas que colocar tu burlete.

Una vez que hayas realizado este paso, deberás colocar tu artículo por esas esquinas o espacios en los que se escapa el calor de nuestra estancia. Para ello, retira el papel protector y coloca la pieza en su lugar exacto, presionando con fuerza el burlete durante unos minutos. Como te habíamos prometido al principio del artículo, colocar un burlete es una tarea mucho más fácil de lo que parece.

Aunque si quieres dejarte de tantas complicaciones, recuerda que también puedes utilizar otro tipo de artículos con funciones similares que se colocan deslizándolos por debajo de las puertas. Un gran aliado en nuestro hogar para aislar cualquier estancia del ruido y de las inclemencias climáticas, aprovechando al máximo el calor de nuestras habitaciones.

Así que no te olvides de colocar tu burlete en esa fría estancia de tu hogar, porque seguro que al final de mes notas la reducción de consumo en tu factura. Una tarea muy fácil y rápida que cualquier simple aficionado al bricolaje puede realizar, así que anímate a probar suerte. Seguro que ésta es la primera de muchas futuras tareas.