Colocar un burlete
Cuando se acerca la temporada de otoño-invierno y las inclemencias climáticas hacen su desagradable aparición, ha llegado el momento de echar mano a la ropa de abrigo y encender la calefacción. Sin embargo, no olvides que por los huecos de nuestras puertas y ventanas se cuela el frío del exterior, lo que supone un gasto extra en electricidad que podemos evitar muy fácilmente.

Por eso nosotros te recomendamos colocar un burlete, de una manera muy sencilla, rápida y barata. Lo primero que debemos hacer será escoger los materiales adecuados en tu tienda de bricolaje de confianza. Recuerda que en el mercado existen infinidad de productos, así que seguro que encuentras el que más se adapta a tus necesidades y al espacio de tu hogar que requiere atención.

Independientemente del tipo de burlete que elijas, deberás limpiar en profundidad la zona sobre la que colocaremos nuestro artículo de bricolaje, para que el adhesivo se adhiera mejor. Comienza por desprender el papel protector y después coloca el burlete sobre la superficie en cuestión, presionando para que el pegamento surta el efecto deseado.

Comienza colocando el burlete de arriba para abajo, ayudándote con la yema de los dedos. Una vez que hayas llegado al final deberás cortar el producto sobrante. Nosotros te recomendamos un burlete de espuma, pero puedes utilizar el que prefieras o el que más cómodo te resulte.

Una tarea muy sencilla y barata, que en pocos pasos nos ayudará a aprovechar al máximo el calor de nuestro hogar. No es necesario ser todo un experto en bricolaje para realizar esta labor con éxito, tan sólo necesitas los materiales adecuados y algo de paciencia. Así que ponte manos a la obra con la tarea de hoy, que seguro es la primera de muchas.