Colocar una moldura en el techo
En cualquier tienda de bricolaje o decoración encontrarás una amplia variedad de molduras que son mucho más fáciles de instalar de lo que imaginas. ¿Quieres colocar en tu techo este detalle tan decorativo, pero no sabes por dónde empezar? En ese caso no pierdas detalle de los consejos y trucos que te explicamos a continuación.

Lo primero de todo será comprar la moldura decorativa que más te guste. También necesitarás adhesivo para poliestireno, una pistola para aplicar el producto, sierra de metales, un metro para tomar las medidas, y una caja de ingletes. Una vez que tengas todos estos artículos deberás medir tu techo y hacer marcas en la moldura para cortar la pieza decorativa con la medida exacta.

A continuación aplica el adhesivo en las piezas de la moldura y retira el exceso de producto con una espátula, antes de ajustar la pieza en el lugar correcto. Recuerda que existen adhesivos específicos para cada tipo de material, así que escoge uno de poliestireno que son los más adecuados para molduras.

Cuando hayas terminado de colocar la última moldura, tendrás que tapar los posibles huecos e imperfecciones del techo y de la pared con un poco de masilla. Retira el exceso de producto, lija la superficie para que quede completamente uniforme y espera el tiempo que especifica el fabricante para que se seque el producto. Y por supuesto, no te olvides de ventilar tu estancia.

Una tarea más sencilla de realizar de lo que piensas que puedes realizar en pocos pasos. Así que si quieres dar un nuevo aire a tu estancia y no sabes cómo hacerlo, anímate a colocar una moldura. Una actividad entretenida que te permitirá personalizar cualquier rincón de tu hogar de una manera fácil y rápida.