Cómo colocar una lámpara
Como en ocasiones anteriores te ofrezco una serie de sencillos consejos y pautas para que te resulte mucho más fácil realizar reparaciones en el hogar, sin necesidad de tener que llamar a un especialista. Con las técnicas apropiadas y los materiales adecuados podrás realizar cualquier trabajo tú mismo, y así te ahorrarás un dinero extra que seguro que te viene muy bien para otras cuestiones domésticas.

Una de las tareas de bricolaje más frecuentes es fijar una lámpara en el techo, por eso te explico cuáles son los pasos que debes seguir para colocar la lámpara siguiendo estas instrucciones básicas. En primer lugar, antes de comenzar a taladrar debes desconectar el fusible del cuadro eléctrico general y asegurarte de que no pasa ningún cable por el punto donde vas a taladrar.

El siguiente paso es taladrar, teniendo en cuenta que debes utilizar el diámetro de perforación adecuado para el taco. Coloca el taco e introdúcelo con ayuda de un martillo enroscando las escarpias, después cuelga la lámpara. A continuación, conecta la lámpara utilizando un comprobador de tensión para asegurarte de que el cable no tiene tensión. Debes tener en cuenta el color del cable, ya que cada uno tiene una finalidad diferente. El hilo negro, otras veces marrón, es el que conduce la corriente de la red eléctrica a la lámpara, mientras que el azul conduce la corriente de la lámpara de nuevo a la red eléctrica. Y por último el verde-amarillo es el de protección.

En tu caso, deberás conectar los bornes con los hilos negro y azul, y después comprobar que los hilos están bien fijados al borne. Para terminar, debes poner en funcionamiento la lámpara, volviendo a accionar el fusible del cuadro eléctrico. Si la lámpara no se enciende, seguramente debas comprobar de nuevo el tema de los hilos para que cada uno esté en su lugar correcto.