Cómo detectar la carcoma
La carcoma es el peor enemigo de nuestros muebles de madera. Y como siempre, el mejor tratamiento es la prevención.

Así que antes de que sea demasiado tarde, toma nota de algunos indicios de que tu mueble efectivamente tiene carcoma. No pierdas detalle de nuestro artículo de hoy, porque te ayudamos a salvar tus muebles de madera.

Qué es la carcoma

Pero antes de nada, ¿sabes qué es la carcoma? Son esas larvas de distintas especies de insectos que perforan la madera, produciendo ese inconfundible polvo o serrín. Sin duda, el primer síntoma determinante de que nuestra madera tiene carcoma.

Entre las maderas más vulnerables encontramos el haya, el arce y el castaño. Mientras que las más resistentes son el enebro, la caoba y la acacia. Aunque independientemente del tipo de madera, los muebles viejos, con grietas y la madera seca, favorecen la presencia de estos molestos inquilinos.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que el proceso de desarrollo de la carcoma suele durar unos tres años. Y el primer indicio es la presencia de agujeros o serrín en tu mueble. Por eso es tan importante actuar rápidamente, para recuperar nuestra madera.

Cómo detectar la carcoma

Tratamientos contra esta plaga

¿Y cómo lo conseguiremos? En cualquier centro de bricolaje encontrarás tratamientos especiales contra la carcoma. Si acabas de detectar la plaga y está en sus inicios, lo mejor es inyectar un líquido anti-carcoma en cada agujero y tapar después con una masilla especial. Aunque si te resulta más cómodo, también puedes utilizar un spray anti-carcoma.

En tu centro de bricolaje de confianza también encontrarás tratamientos más agresivos, cuando la plaga es importante y amenaza con destruir por completo nuestro mueble.

Y ahora queremos conocer tu opinión, ¿qué otros indicios nos indican que nuestra madera sufre una plaga de carcoma?