Cómo eliminar el hielo del congelador
El congelador es uno de esos electrodomésticos de los que siempre nos olvidamos limpiar como es debido, lo que a la larga provoca una gran acumulación de hielo, que además de estropear la nevera puede perjudicar a nuestros alimentos.

También puede suceder que nos hayamos dejado la puerta abierta durante la noche y al día siguiente nos hemos encontrado con esta desagradable sorpresa en forma de escarcha. En estos casos lo mejor es descongelar tu electrodoméstico lo más rápidamente posible, pero intentando conservar fríos nuestros alimentos.

Lo que tienes que hacer es vaciar el congelador y colocar los alimentos en una nevera portátil, en las típicas bolsas de congelados que dan en los supermercados o en casa de algún amable vecino. A continuación tienes que aplicar calor en el congelador, para ello acerca una estufa o ayúdate de un secador de pelo, aunque en función de la cantidad de escarcha que tenga tu congelador, el tiempo de espera será mayor o peor. Otra manera de descongelarlo rápidamente es colocar una olla de agua hirviendo.

Si tu nevera tiene cubitos de hielo, antes de deshacerte de ellos te recomiendo que los utilices para regar tus plantas o para llenar el depósito de tu coche, ya que el agua congelada no contiene cal. Mi último consejo para mantener el congelador en perfecto estado es que cuando te vayas de vacaciones durante algún tiempo, dejes un cubito de hielo fuera de la cubitera, para poder comprobar al volver el estado en que se encuentra tu congelador.

En otras palabras, para saber si se ha producido algún apagón y el frigorífico ha dejado de funcionar, por lo tanto se han estropeado los alimentos. Si el cubito no está o tiene una forma diferente, es porque ha subido la temperatura, mientras que si está exactamente igual, puedes confiar en el estado de tu comida.