Cómo eliminar la humedad de una pared
En determinados espacios de nuestro hogar es muy habitual encontrarnos con humedades en la pared. Y la mayoría de las veces solemos recurrir a un profesional que nos ayude en la reparación, en lugar de intentar hacerlo nosotros mismos.

Una tarea mucho más sencilla y rápida de realizar de lo que te imaginas, ya que tan sólo tendrás que poner en práctica unos cuantos consejos para devolver la vida a la pared de tu hogar. El primer paso será cubrir con plástico el suelo, los muebles y los artículos de nuestra estancia para evitar que se ensucien durante nuestra reparación.

Una vez que hayas hecho esto deberás repasar con una lija de grano fino la zona afecta por la humedad, y a continuación limpiar en profundidad toda la superficie afectada con una esponja humedecida en lejía, rebajada con agua. Lo siguiente que tendrás que hacer será aplicar una imprimación aislante para manchas de humedad, con ayuda de un rodillo de pelo corto anti-goteo.

Una vez que se haya secado por completo este material, tendrás que aplicar dos manos de esmalte acrílico al agua para proteger la superficie y al mismo tiempo decorar la pared, así disimularemos la mancha de humedad. Antes de que se seque el esmalte, acuérdate de retirar el plástico protector del suelo y de los muebles.

Como te había prometido al principio del artículo, se trata de una manualidad mucho más fácil de realizar de lo que cualquier simple aficionado al bricolaje se piensa, cuando descubre una mancha de humedad en la pared de su hogar. Ahora que conoces los pasos necesarios, no tienes más que ponerte manos a la obra con un poco de paciencia y los mejores materiales que encontraras en tu tienda de bricolaje de confianza.