Cómo eliminar manchas de golosina
En los hogares donde hay niños es muy frecuente encontrar manchas de golosinas o de alimentos en cualquier superficie doméstica o en nuestras prendas favoritas. En muchos casos pueden resultar difíciles de eliminar, sin embargo, siguiendo los consejos adecuados verás que es mucho más sencillo de lo que en un principio pensabas.

Las alfombras y los tapizados de nuestro hogar son un verdadero imán para las manchas. En función del tipo de material en cuestión podrá resultarnos más o menos fácil eliminar esa suciedad. En algunos casos será suficiente con frotar la zona afectada con agua caliente mezclada con jabón.

En el caso de las superficies de algodón basta con aplicar un poco de agua y jabón blanco, preferiblemente rallado y diluido dentro del agua para no dejar restos. Aunque una buena idea también es utilizar jabón líquido y esparcirlo con mucho cuidado sobre el material, pero vigilando no estropear la superficie.

Si por el contrario la suciedad está en tu prenda de seda favorita, no tienes de qué preocuparte, ya que puedes probar a aplicar un poco de glicerina para ayudar a eliminar la suciedad y después cubrirla con papel absorbente. De esta forma cuando metas la pieza de ropa en la lavadora, los restos saldrán con más facilidad.

Para las manchas de golosina más profundas lo mejor es cubrir la superficie con una capa de jabón líquido, dejarlo actuar y después aclarar con abundante agua fría. Mientras que si la mancha es reciente apuesta por mojar esa zona con alcohol diluido en agua y frotar suavemente. Es muy importante que cuando introduzcas tu prenda en la lavadora te acuerdes de echar jabón líquido incoloro y especial para prendas delicadas.

Si sigues estos sencillos consejos lograrás eliminar completamente las machas de golosina de cualquier superficie de tu hogar, incluso de tus prendas más delicadas.