Cómo empapelar un armario
Un truco muy fácil, rápido y económico para dar un nuevo aire a cualquier armario de tu hogar es cubrirlo con un bonito y moderno papel pintado. En pocos y sencillos pasos habrás actualizado tu mueble, ahorrándote una interesante cantidad de dinero que seguro que te viene bien para otras cosas.

Así que mide el tamaño de tu armario y visita tu tienda de bricolaje más próxima en busca del mejor diseño para papel pintado. En el mercado actual encontrarás un sinfín de modelos para elegir, en función de las características de tu habitación y de tus muebles, así que escoge un diseño en armonía con el resto de tu ambiente.

Una vez que tengas el papel decorativo, deberás adquirir también un pegamento especial para este tipo de actividades y de materiales. Empieza por limpiar en profundidad todo tu armario, tanto interior como exterior, y después recorta el papel pintado teniendo en cuenta las medidas de tu armario.

El siguiente paso será aplicar el pegamento y con ayuda de otra persona deberás ir colocando el papel, pasando inmediatamente después una brocha para eliminar esas pequeñas burbujas que se forman al colocar nuestro papel. Espera el tiempo que el fabricante recomienda en el envase para asegurarte de que el pegamento se ha secado por completo, y entonces podrás empezar a utilizar tu armario.

Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea muy fácil y rápida, que está al alcance de cualquier simple aficionado al bricolaje. Así que no tengas miedo de poner a prueba tus habilidades y lograr un diseño súper exclusivo e innovador. Puedes probar todas las ideas decorativas que se te pasen por la cabeza y que pienses que pueden quedar bien, como por ejemplo combinar varios diseños de papel. En este sentido, el único límite es tu imaginación.