Cómo hacer imanes de nevera
La manualidad de hoy está especialmente dedicada al público infantil, quienes podrán desarrollar su imaginación y su creatividad, estimulando al mismo tiempo su inteligencia. Diseñar imanes con caritas sonrientes es la actividad perfecta para entretener a tus hijos durante esos días de invierno en los que el frío, el viento y la lluvia invitan a quedarse en casa, y resguardarse del mal tiempo en el cálido y confortable ambiente familiar.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: rotuladores de colores, gemas decorativas planas, papel, tijeras, cola blanca e imanes redondos con pequeños adhesivos. El primer paso para hacer tu manualidad será hacer el boceto de tu diseño final en un folio en blanco para evitar equivocaciones innecesarias. A continuación podrás empezar a dibujar y a pintar con los rotuladores o con los materiales que prefieras, que pueden ser caras sonrientes, formas geométricas o estrellas.

Después recorta todos esos dibujos en forma de círculo, que debe ser un poco más pequeño que el tamaño de las gemas, y a continuación pégalos en la parte trasera. Para terminar esta divertida manualidad, tendrás que pegar el imán en la otra cara de la gema. Como ves se trata de una manualidad muy fácil de realizar, aunque requiere la supervisión de un adulto, por lo tanto es importante ayudar en todo momento a tus hijos e ir colaborando en cada uno de estos pasos.

Como en manualidades anteriores, te recuerdo que puedes añadir los adornos que se te ocurran y probar diseños nuevos. Por ejemplo, una idea es pegar una fotografía de tus hijos en tu gema o bien añadir el dibujo animado favorito de los pequeños de la casa. Una actividad que te permite dejar volar tu imaginación y la de tus hijos, a la vez que experimentar con una amplia variedad de diseños, materiales y colores.