Cómo hacer monederos con tela
Como viene siendo habitual en nuestra publicación online, te invito a poner a prueba tu creatividad y al mismo tiempo también a estimular la inteligencia de los pequeños de la casa. ¿No sabes cómo puedes conseguirlo? Una posible respuesta es a través de las manualidades, la manera perfecta de disfrutar de una desapacible tarde invernal en compañía de nuestros seres queridos.

En el artículo de hoy te invito a diseñar unos originales y divertidos monederos que además puedes personalizar como desees. Para empezar tienes que escoger la tela con el diseño que más te guste y después deberás recortar dos retazos de tela de fieltro, con el tamaño que quieras que tengan tus monederos. A continuación deberás coser con hilo del mismo color que el de tu tela, todo el contorno de tu monedero, y por último coser el cierre.

Si no te consideras demasiado experta en estos temas, puedes optar por una solución mucho más sencilla que consiste en añadir una tapa con otra pieza de tela y después colocar un velcro. Se trata de una interesante alternativa para aquellas personas que prefieren no complicar demasiado la manualidad.

Una tarea fácil, rápida y barata

No creas que aquí termina la tarea de hoy, porque te recuerdo que puedes dejar volar tu imaginación y añadir los detalles ornamentales que se te ocurran y que pienses que pueden quedar bien en tu diseño. Y en este sentido cualquier artículo u objeto que tengas en casa te puede servir para dar un toque único y exclusivo a tu monedero, por ejemplo unas lentejuelas, unos abalorios, unos botones o unos coquetos lazos.

Otra idea es visitar tu mercería de confianza y coser una plantilla con el dibujo animado favorito de tus hijos, así dejarás que participen también los pequeños de la casa aportando sus propias ideas, pero siempre bajo la supervisión de un adulto.