Cómo hacer toallitas húmedas caseras para limpiar y desinfectar
Estoy segura que en tu vida utilizas toallitas húmedas para muchas cosas, desde limpiar el culito de tu bebé a limpiar la mesa de tu hogar. Las empresas nos hacen creer que necesitamos sus toallitas para todos en el hogar desde limpiar mostradores, inodoros, tu cara, a tu bebé… Es cierto y debo confesar que también era consumidora (casi compulsiva) de toallitas porque me gusta tener todo limpio en el hogar. Seguro que tú también tienes el lugar para tus toallitas desinfectantes.

Pero la realidad es que las toallitas son una forma de tirar el dinero a la basura (literalmente) porque son un desperdicio y además son dañinas para la salud, el medio ambiente y para toda tu familia. Las toallitas que compras en el supermercado y que te parecen tan maravillosas pueden ser reemplazadas por otras más naturales y además reutilizables. Las toallitas húmedas son una buena opción, pero debes ser responsable y hacerlas por ti mismo para que además de útiles sean respetuosas con el medio ambiente.

Vuelven las viejas costumbres

¿Recuerdas cuando los trapos, las toallas o las esponjas se podían utilizar para cualquier cosa y podías limpiar las superficies y a ti mismo con eso? Parece que a las grandes multinacionales no les viene bien que lo hagamos así que prefieren hacernos creer que sus toallitas son muy necesarias en nuestras vidas. Ellos no se enriquecerían si hicieras tus propias toallitas, esas que vas a empezar a hacer hoy mismo para ahorrar dinero y empezar a ser responsable con el medio ambiente, ¡y con tu bolsillo!

Cómo hacer toallitas húmedas caseras para limpiar y desinfectar

¿Qué es lo que necesitarás?

Para poder crear tus propias toallitas húmedas necesitarás: un frasco con tapa y 20 piezas de tela cortadas (puedes utilizar camisetas viejas de algodón para cortarlas en pequeños trozos, que sean todos iguales en tamaño toallita).

Además necesitarás: 3/4 taza de agua filtrada o destilada (lo importante es que pase el agua por sistemas de purificación de agua), 3/4 taza de vinagre blanco destilado, 15 gotas de aceite esencial de limón y 8 gotas de aceite esencial de lavanda.

¿Cómo conseguirlo?

Para tener tus toallitas húmedas para limpiar y desinfectar tendrás que combinar los ingredientes líquidos en un frasco. Después mezcla todo y añade las telas precortadas y déjalas dentro del bote para que puedas absorber todo el líquido. Tapa el tarro y agítalo para que las toallitas queden bien impregnadas. Después saca las telas y gúardalas en una caja de plástico oscura o tarro oscuro para que pueda preservar las propiedades de los aceites esenciales.

Tendrás que escurrir el exceso de líquido en la tela antes de usar. Cuando las utilices enjuaga el paño con agua limpia y podrás utilizarla de nuevo cuando sea necesario. Las toallitas pueden ser aclaradas y lavarlas a máquina y aún así se podrán utilizar de nuevo.