Cómo hacer un lazo en pocos pasos
¿Quieres seguir los consejos de los expertos en educación infantil y estimular la inteligencia y la creatividad de los más pequeños de la casa? En ese caso te recomiendo que sigas al pie de la letra los pasos que tienes a continuación, para diseñar un original y divertido lazo de tela con múltiples posibilidades decorativas.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: cinta del color que más te guste, cuentas o abalorios, hilo de la misma tonalidad que la tela, y por último, alfileres. Una que hayas reunido todos estos económicos artículos, podrás empezar por cortar cuatro trozos de cinta con el tamaño que prefieras, así que eres totalmente libre de escoger la medida que consideres adecuada.

Después tendrás que doblar la cinta sobre sí misma para hacer un círculo aplastado, que tendrás que deberás sujetar con una alfiler. Cuando hayas hecho dos tiras, tendrás que superponerlas una encima de la otra en forma de cruz y después dar unas puntadas con el hilo para evitar que se escapen.

Debes añadir otras dos tiras más encima de estas para que nuestro lazo tenga más extremos, es decir, dos cruces que deberán ir colocadas una encima de la otra. Para terminar el diseño de nuestro lazo, puedes coser abalorios, cuentas o cualquier adorno que tengas en casa y pienses que puede ser de utilidad en tu manualidad.

No olvides que las manualidades nos permiten un sinfín de posibilidades decorativas, tantas como ideas se nos pasan por nuestra creativa imaginación. Así que deja que los pequeños de la casa participen aportando sus propias sugerencias, y así conseguirás una manualidad mucho más interesante.

Es importante que mientras realizas la manualidad supervises el trabajo de los más jóvenes para evitar disgustos innecesarios. Una actividad muy sencilla, rápida y económica, perfecta para esas frías tardes invernales en las que únicamente apatece quedarse en casa.