Cómo hacer un lustramuebles casero
Es muy frecuente que en la mayoría de tareas domésticas optemos por la solución más fácil, que suele terminar con una llamada telefónica solicitando la ayuda de un profesional en lugar de intentar solucionar la situación nosotros mismos. Existen una gran variedad de remedios caseros que a diferencia de lo que muchas personas piensan son labores fáciles, rápidas y baratas, y prueba de ello es el truco que te invito a conocer hoy y que consiste en fabricar tu propio lustramuebles.

Después de leer este post ya no necesitarás ir a tu tienda de bricolaje de siempre para comprar el producto que tanto anuncian por televisión y en las revistas del hogar, ya que puedes hacerlo tú mismo y lograr los mismos resultados, es decir unos muebles limpios y relucientes. Lo único que necesitas será el zumo de un limón entero, sin semillas ni restos de pulpa, al que tendrás que añadir una cucharada de aceite de oliva y otra de agua.

Una vez que hayas mezclado correctamente estos ingredientes, que pueden encontrarse fácilmente en cualquier hogar, podrás humedecer una bayeta o un paño y aplicarlo sobre la superficie de tu mueble. Es muy importante que una vez que hayas terminado de limpiar tu muebles, tires al cubo de la basura esta mezcla, ya que no puede reutilizarse, por eso es recomendable preparar pequeñas cantidades de lustramuebles.

Así que cuando tengas algo de tiempo libre y te apetezca probar este sencillo consejo te darás cuenta de que se trata de un remedio casero muy fácil, con el que no necesitas ser todo un experto ni tampoco gastarte una fortuna para que tus muebles estén tan brillantes como el primer día. El primer paso de unas cuantas manualidades y tareas del hogar que te animarás a realizar con tus propias manos.