Cómo iluminar el jardín
Si tienes una casa grande y acogedora con un hermoso y espléndido jardín debes saber que eres un gran afortunado. El jardín aporta elegancia y sofisticación a cualquier casa, siempre y cuando nuestras plantas estén bien cuidadas y desprendan vitalidad y salud, a través de sus espléndidas hojas y flores.

En artículos anteriores te hemos explicado los secretos que necesitas conocer para presumir ante tus vecinos de un jardín envidiable, como por ejemplo cuidar los muebles de este espacio de tu hogar. Sin embargo, en esta ocasión te desvelaremos los trucos para sacar el máximo partido posible a este rincón de algunos pocos privilegiados hogares, donde la economía familiar permite disfrutar de las múltiples ventajas del jardín.

Un consejo para decorar este espacio de tu hogar maravillosamente es saber iluminar cada uno de sus rincones. De esta forma, cuando hagas una fiesta familiar o con amigos, podrás recurrir a la iluminación como un elemento decorativo que sorprenderá gratamente a tus invitados.

En este caso utilizaremos la iluminación más básica a la vez que acogedora, para conseguir una luz íntima y coqueta. En tiendas especializadas encontrarás una gran variedad de focos y lámparas especiales de jardín.

Cómo iluminar el jardín
Yo te recomiendo las clásicas farolas de pie que además de luz también contribuyen a dotar tu jardín de ese toque romántico y exquisito que se puede encontrar en algunas grandes mansiones. Lo mejor de todo es que este tipo de diseños están protegidos para que no se apague la mecha.

Otra alternativa es recurrir a los divertidos farolillos portátiles que incluso puedes colocar en otro espacio de tu hogar como un elemento decorativo muy adecuado sobre todo en fiestas, tanto celebraciones de cumpleaños como navideñas. Con estos sencillos elementos decorativos luminosos, conseguirás el mejor jardín de todo tu vecindario y tus fiestas, una garantía de éxito.