Cómo lavar el coche
¿Sabes cómo limpiar correctamente tu vehículo, y en especial las zonas más delicadas como la tapicería? No cabe duda de que mantener el coche en perfectas condiciones es muy importante, porque a todos nos duele cuando descubrimos una mancha o rozadura, sobre todo si el automóvil es nuevo.

Cualquier persona sabe cómo hay que lavar el vehículo, se trata de una tarea sencilla que no implica ningún tipo de inconveniente, es cuestión de echar mano de un cubo, un trapo y los productos de limpieza específicos para coches, siendo aconsejable evitar los que no están indicados para este tipo de superficies. Sin embargo la cosa se complica bastante cuando tenemos que limpiar el interior del coche, ya que requiere un cuidado especial y mucho más riguroso. Es en estos casos cuando deberás poner en práctica los trucos que te ofrezco a continuación, y así conseguirás que tu coche parezca como recién salido del concesionario.

A la hora de limpiar el tapizado deberás cubrirlo con espuma de afeitar y dejarlo así durante unos minutos. A continuación tendrás que retirarlo todo frotando bien con ayuda de un retazo de tela limpia o de un cepillo, lo que más cómodo te resulte.

Si lo que quieres es eliminar ese desagradable olor que a veces impregna nuestro vehículo y no sabemos de dónde procede, tendrás que rociar el interior con bicarbonato de sodio y dejarlo así durante toda la noche. Al día siguiente deberás aspirar toda la superficie y comprobar el resultado final. Si no estás del todo convencido, tal vez sea más aconsejable poner tu coche en manos de los profesionales, aunque mi propia experiencia confirma los buenos resultados, pero por supuesto todo depende del cuidado que recibe el vehículo a diario y del uso que hacemos de él, especialmente cuando tenemos que transportar ciertos objetos.