Cómo limpiar mimbre natural
Por su versatilidad, elegancia y por su diseño atemporal y con un toque rural, el mimbre es el material perfecto para decorar nuestros jardines y terrazas. ¿El único inconveniente? Su mantenimiento puede resultar algo más molesto que en cualquier otra superficie.

Para ayudarte a que tus muebles de mimbre estén siempre en perfectas condiciones, en el artículo de hoy te explicamos algunos consejos de limpieza muy sencillos y al alcance de cualquier persona.

Quitar el polvo

Para quitar el polvo que se acumula a diario, la solución perfecta es pasar la aspiradora varias veces por semana. Fácil, rápido y muy cómodo, conseguirás eliminar de una sola pasada hasta la última mota de polvo de tus muebles de mimbre. Aunque también puedes frotar con un cepillo de cerdas suaves.

Limpiar las manchas

¿Y qué hacemos contra las manchas que se adhieren a nuestro mimbre? En este caso, nada mejor que limpiar con una esponja humedecida con una mezcla de agua, jabón y un poco de amoníaco. Después podrás enjuagar el mimbre con agua y dejar secar al aire libre, pero nunca expongas directamente tus muebles al sol o a cualquier fuente de calor muy intensa.

Cómo limpiar mimbre natural

Recuperar el color natural

Mientras que si quieres conservar el color natural del mimbre, una buena forma de hacerlo es aplicando un barniz incoloro que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje de tu ciudad. Otra opción es hacer tu propia mezcla, con un litro de agua caliente, 3 cucharadas de aceite de lino y una cucharada de esencia de trementina. Aplica esta mezcla, deja secar y después pasa un trapo suave para dar brillo.

¿Conoces algún truco más que nos ayude a limpiar el mimbre? Compártelo con nosotros.