Cómo limpiar superficies y muebles de formica
¿Alguna vez te has preguntado cómo limpiar muebles de formica? Si es así, en nuestro artículo de hoy saldrás de dudas. No te pierdas las recomendaciones que te ofrecemos a continuación, que están al alcance de cualquier persona y también de todos los bolsillos.

Lo primero y más importante de todo para limpiar muebles y superficies de formica es que nunca debes utilizar un producto demasiado abrasivo, ya que eliminará el brillo o incluso puede rayar la superficie.

Con agua caliente y detergente

Tienes varias alternativas posibles para realizar esta tarea de una manera fácil y sin gastar un dineral. Una de ellas es limpiar la superficie utilizando agua caliente y detergente común, ayudándote además de una esponja suave. El proceso es tan sencillo como enjabonar, aclarar con agua y secar.

Otra buena idea puede ser cortar un limón por la mitad y frotar con fuerza por toda la superficie. A continuación tienes que aclarar y secar con un trapo.

Cómo limpiar superficies y muebles de formica

Un paño humedecido en acetona

El último consejo casero de hoy para limpiar fácilmente muebles y superficies de formica consiste en pasar un paño humedecido en acetona. Después tienes que pasar otro seco para eliminar los restos del producto anterior y conseguir un bonito brillo.

Tal y como te habíamos prometido, son unos consejos muy sencillos y baratos que cualquiera de nuestros lectores puede poner en práctica. Aunque si preguntas en tu tienda de bricolaje de confianza, seguro que encuentras algún producto de limpieza especial para el mantenimiento de este tipo de materiales.

En cualquier caso, ten muy en cuenta que nunca debes utilizar un producto o detergente abrasivo, ya que estropeará la superficie y con el tiempo perderá su brillo.

¿Conoces algún otro truco que pueda resultarnos de utilidad para limpiar superficies de formica? Comparte con nosotros tu experiencia.