Cómo limpiar una alfombra de lana sin agua
Si tienes una alfombra en tu casa de lana entonces estoy segura que has sentido alguna vez un inmenso dolor en el estómago cuando algo se ha derramado sobre ella. Tranquilo, todos lo hemos sentido alguna vez. Si tus hijos, tu pareja u otra persona derrama el zumo o el vino por toda la alfombra, si tu perro mancha tu alfombra con sus preciosas patas llenas de barro… es posible que sientas esa desesperación interior de que la alfombra se ha manchado y no puedes hacer nada para evitarlo.

Son manchas molestas con sólo verlas y parece que nunca se irán, ¿serán permanentes? Para nada, se pueden limpiar y además, lo puedes hacer sin agua para tener mejores resultados sin estropear el material. Así que si no sabes cómo conseguir limpiar tu alfombra, no debes seguir sufriendo a partir de ahora la tendrás impecable.

El problema de lavar alfombras de lana con agua

El problema con el lavado de la alfombra de lana con agua es muy parecido con el problema que ocurre con los suéters de lana cuando los lavas. El agua a una cierta temperatura puede hacer que se reduzca el tamaño de la prenda, y lo mismo ocurre con la alfombra de lana. Si utilizas demasiada agua caliente la alfombra empezará a disminuir de tamaño. Además la lana es muy absorbente por lo que puede saturarse de agua.

Los diferentes tipos de alfombra requieren cuidados diferentes, la alfombra de lana está hecha con bucles y por eso se debe saber por ejemplo que se debe aspirar siempre en dirección a los bucles.

Cómo limpiar una alfombra de lana sin agua

Con vapor

La limpieza a vapor es una forma popular para limpiar alfombras sin estropearlas ya que el vapor puede limpiar profundamente. Para conseguirlo tendrás que rociar la alfombra con una fina niebla de vapor con detergente para liberarla de suciedad, algo que sin duda dejará la alfombra impecable.

Aspirarla regularmente

La mejor manera de cuidar la alfombra de lana es pasar la aspiradora de forma regular. Las fibras de lana tienen una capa de era natural que ayuda a evitar que la suciedad penetre, por lo que si puedes aspirar tu alfombra de forma regular de forma regular (y mientras está seca) será más fácil que la suciedad salga de la alfombra.

Jabones especiales

Si realmente tu alfombra tiene una mancha que está demasiado incrustada, para no utilizar agua tendrás que buscar algún producto específico para limpiar alfombras de lana y que después quede de nuevo como nueva.