Cómo limpiar una lavadora
Si crees que tu lavadora se limpia sola, estás bastante equivocado… ¡tu lavadora necesita un mantenimiento para que dure mucho más tiempo! Además si limpias tu lavadora podrás matar a los gérmenes, desterrar los malos olores y evitar la construcción de los depósitos de cal. Por lo que si no quieres que tu lavadora se desgaste antes de tiempo, entonces deberás seguir estos consejos para limpiarla y que cada día lavar la ropa sea una experiencia agradable.

Limpia la cubeta del detergente

Abre el cajón de detergente y mira en su interior, ¡es posible que te quedes sorprendido al ver toda la suciedad que hay en su interior! Es como un paraíso de gérmenes, detergente incrustado y lo peor de todo, ¡urbanizaciones enteras de moho! Es un espacio pequeño que se ensucia demasiado rápido, pero es fácil limpiarla.

Coge un viejo cepillo de dientes y un limpiador normal que tengas en casa (el jabón de platos sirve o cualquier detergente). No te olvides de limpiar la cavidad del cajón y dejarlo impecable en cuestión de segundos, ¡tu ropa lo agradecerá!

Desbloquea el filtro

El filtro está ahí para proteger la bomba de la lavadora y que las pelusas, los tejidos sueltos, las monedas o la suciedad en general, no hagan de las suyas. Esto significa que también se puede convertir en toda una urbanización de lujo para los gérmenes. Es un lugar cálido y húmedo por lo que puede ser un caldo de cultivo para los gérmenes que se pasarán a la ropa.

La mejor solución para este caso es vaciar con frecuencia este filtro para eliminar la pelusa y la suciedad que se acumula en su interior. Antes de abrir el filtro tendrás que asegurarte que tienes una toalla a mano para recoger el agua atrapada. Limpia cualquier exceso de suciedad y después reemplaza la tapa para evitar fugas de agua.

Cómo limpiar una lavadora

Limpia el tambor

Es posible que cuando mires en el interior de tu lavadora creas que todo está limpio e impecable, pero esto no tiene que ser así. Hay muchas grietas y agujeros donde se pueden esconder los gérmenes,por lo que lo mejor que puedes hacer para limpiar el tambor es hacer un lavado vacío a cada par de meses.

Puedes utilizar pastillas del lavavajillas para hacer un lavado del tambor con agua caliente (es mejor que subas la temperatura del lavado a 60 grados). Esto te ayudará a eliminar los gérmenes del tambor, eliminar los malos olores y que no existan residuos de jabón en su interior, ¡ni en los lugares más escondidos!