Cómo limpiar y reparar muebles y objetos de mimbre
Los muebles de mimbre dan un toque rústico y campestre a nuestro hogar. Una tendencia que está muy de moda y que puedes utilizar para decorar cualquier rincón de tu casa, además de la terraza y el jardín. Un estilo atemporal y chic, que debemos cuidar con los consejos apropiados, si queremos que nuestros muebles conserven su aspecto del primer día.

¿Quieres saber cómo? A continuación te explicamos algunos sencillos y baratos consejos al alcance de cualquier aficionado al bricolaje, así que no pierdas detalle.

La limpieza diaria

Aunque por su estilo y por sus características, parece que los muebles de mimbre no se estropean, debemos cuidarlos a diario. Para empezar, no te olvides de limpiarlos a fondo con un cepillo de cerdas y un detergente común, ya que así podrás acceder a todos los rincones de tus muebles de mimbre.

También puedes pasar un trapo humedecido en una mezcla de agua y un par de cucharadas de amoníaco. De esta forma conseguirás eliminar la suciedad más profunda. Y para aclarar, puedes utilizar agua tibia.

Cómo limpiar y reparar muebles y objetos de mimbre

Una vez que hayas terminado de limpiar el mimbre, tendrás que esperar a que el material se haya secado por completo. No olvides que esto puede tardar uno o dos días, así que ten paciencia.

Reparar agujeros

Y si encuentras algún agujero en tu mueble de mimbre, recuerda que puedes utilizar algún producto o masilla especial para reparar este tipo de superficies, que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje. Otra posibilidad puede ser cambiar la hebra rota por otra nueva.

Y pintar

Para terminar, pinta el mimbre utilizando pintura en spray que es la más recomendable para este tipo de superficies.