Cómo obtener colores secundarios
Una de las tareas del bricolaje que más gustan es la decoración y la pintura, ya que las posibilidades son realmente infinitas y nos permiten poner a prueba nuestra faceta más creativa. En este sentido hay que tener en cuenta una serie de aspectos para que nuestra labor tenga el éxito esperado, y una cuestión importante es cómo obtener los colores primarios y secundarios mezclando las tonalidades adecuadas.

No cabe duda de que se trata de una de las tareas más básicas cuando queremos pintar una estancia o un mueble de nuestro hogar. Así que toma buena nota de los siguientes trucos que aparecen a continuación y prepárate para ponerlos en práctica, verás cómo te sorprendes con los resultados.

No es necesario ser todo un experto profesional en el uso del rodillo y del pincel de brocha gorda para obtener los colores secundarios, ya que tan sólo necesitas seguir los pasos adecuados. Pero antes de continuar, no olvides que en el mundo del diseño y de la pintura cuando hablamos de colores primarios, nos estamos refiriendo al rojo, al amarillo y al azul.

Para conseguir el naranja tendrás que mezclar el rojo y el amarillo, mientras que si quieres utilizar el verde, deberás mezclar el amarillo con el azul. El último color secundario es el violeta, y se obtiene con el azul y el rojo.

Una interesante guía que seguro te resulta de gran utilidad cuando realices tareas de decoración y de restauración en cualquier espacio de tu hogar. Como puedes ver, obtener los colores secundarios es una tarea muy fácil y rápida, que nos puede ayudar a ahorrar una interesante cantidad de dinero, así que antes de ir a tu tienda de bricolaje a comprar botes de pintura, puedes utilizar los que ya no utilices.