Cómo pintar una camiseta
Si quieres actualizar el diseño de esa vieja camiseta blanca, pero no sabes cómo hacerlo, estás de suerte, porque en nuestro artículo de hoy te explicamos todos los pasos que deberás realizar para conseguir un buen diseño. Una manualidad muy sencilla, rápida y barata, que cualquier simple aficionado al bricolaje puede lograr sin demasiadas complicaciones.

Lo primero que deberás hacer será reunir los siguientes materiales: un pincel; una camiseta blanca de algodón sin dibujo; un bote con agua; y pintura especial para tela. Recuerda que es una manualidad totalmente libre que puedes personalizar como desees, lo que quiere decir que puedes sustituir cualquiera de estos materiales por otros diferentes, o añadir otros detalles ornamentales para conseguir tu propio diseño.

Cuando tengas todos estos artículos, deberás empezar por pensar en un diseño o dibujo, y plasmarlo en un folio aparte para evitar errores innecesarios. Si no te consideras muy habilidoso haciendo dibujos, siempre puedes utilizar una plantilla o papel de calcar.

Recuerda que antes de dibujar sobre la camiseta deberás forrar el cartón con una toalla, e introducir ambas cosas en el interior de tu prenda para evitar que se manche cualquier otra parte de la camiseta que no quieres pintar. Una vez que hayas protegido la prenda, podrás trasladar tu diseño a la camiseta, marcando los bordes de tu dibujo con pintura negra.

El siguiente paso que deberás realizar será rellenar el dibujo con los colores que más te gusten. Después espera el tiempo que especifica el fabricante en el envase, antes de utilizar tu camiseta. Una manualidad muy sencilla que podemos realizar en pocos y rápidos pasos, pero no olvides que puedes añadir todos los detalles ornamentales que desees para conseguir un diseño súper fashion. Así que prueba a coser botones, abalorios, lentejuelas, lazos o cualquier otro adorno que se te pase por la cabeza.