Cómo reciclar las pinturas
Piensa en las últimas mejores del hogar que hiciste en casa, seguramente tuvo que ver con cambiar la pintura de alguna de las estancias. ¿Te quedó pintura de sobra? ¿Qué pasó con esa pintura? Las personas normalmente compramos más pintura de la que realmente necesitamos sólo por el “por si acaso me falta”. Hay gente que tira la pintura a la basura o la vierte por el desagüe, ¡pero la pintura es un material peligroso!

Tanto la pintura por el desagüe como la pintura en los vertederos causa mucha preocupación. El problema es que las pinturas tienen productos químicos nocivos para las instalaciones de tratamiento de aguas residuales y no se pueden eliminar. Esta pintura va directamente al agua subterránea, acomo los cursos de agua y a nuestros océanos y mares. Por eso, a partir de hoy si tienes que pintar de nuevo, es mejor que minimices tu pintura y los residuos. ¡Aprende a reciclar las pinturas!

No compres más pintura de la necesaria

Es necesario que seas responsable con la pintura que compras y no compres pintura extra, sólo en caso de que se te agote. Para reducir los residuos de pintura lo mejor que puedes hacer es comprar con precisión. La cantidad de pintura que necesitas será lo único que debas adquirir, compra solo la pintura que vayas a utilizar.

Cómo reciclar las pinturas

Cierra bien los botes

La pintura puede mantenerse fresca durante años si se cierra y se sella de forma correcta. Para conseguirlo tendrás que colocar una hoja de plástico sobre la parte superior de la pintura y después sellar la lata y almacenarla. Necesitarás crear un sello hermético que encierre la pintura y evitar que se seque y se convierta en algo inutilizable. La capa de plástico hará que sea más fácil para ti abrir la lata de nuevo cuando sea necesario.

Regala los restos

Si tienes muchos restos de pintura hay muchos sitios donde podrán utilizarla. Una escuela, una asociación, alguna comunidad… pueden sentirse agradecidos por tus donaciones de pintura. Piensa en lugares donde pueden querer tu pintura antes de pensar en tirarla, si no sabes dónde pueden quererla puedes hacer un evento en Facebook para encontrar a personas que les interese tener la pintura. Si es gratis, seguro que te saldrán personas que sabrán cómo darle uso.

Y si aún y así quieres deshacerte de la pintura, llama al Ayuntamiento de tu localidad y pregunta si hay alguna forma de reciclar la pintura en la comunidad para evitar hacer daño al medio ambiente.