Cómo serrar correctamente
Aunque pienses que serrar es una tarea bien sencilla y sin ninguna dificultad aparente, no te equivoques, porque incluso las labores más fáciles tienen sus trucos. En esta ocasión te invito a que descubras los secretos para serrar correctamente y sin armar ningún estropicio.

Toma buena nota de estos consejos y ponte manos a la obra con esta tarea, que es cada vez más habitual en nuestro hogar y para la que no necesitas ser ningún experto. En primer lugar debemos tener en cuenta si realizamos esta labor con una herramienta eléctrica o de manera manual.

Si lo hacemos con una máquina eléctrica recuerda que a la hora de serrar una de las principales dificultades las encontrarás en el tipo de hoja de sierra. Asimismo, es fundamental utilizar ropa protectora cuando nos pongamos manos a la obra con estas herramientas eléctricas. Toda medida de seguridad es poca, así que recuerda protegerte con gafas, y en caso de estar expuesto a niveles de ruido muy elevados, acuérdate también de proteger tus oídos.

Existe una gran variedad de sierras para cada tipo de material que vayamos a trabajar, desde madera natural, contrachapada o dura o incluso materiales plásticos. Así que antes de nada asegúrate de cuál es la sierra más adecuada para tu labor.

Utiliza hojas de sierra en perfecto estado para evitar posibles disgustos que puedan poner en peligro tu integridad física o el estado de tu superficie. Cuando vayas a utilizar la sierra, sujétala con las dos manos y firmemente por las zonas de agarre.

Y como último consejo, una vez que hayas terminado de usar la sierra, retira la hoja y coloca la cubierta protectora para evitar posibles disgustos. Como ves se tratan de unas recomendaciones muy sencillas y lógicas, no necesitas ser ningún experto para saber utilizar una sierra de manera correcta, tan sólo tienes que tener cuidado y algo de práctica.