Cómo utilizar la pistola encoladora
Seguro que recuerdas que en un artículo anterior te presentábamos los diferentes tipos de pistolas encoladoras que existen, y que puedes adquirir en cualquier tienda especializada en bricolaje. Pues si te resultó de utilidad nuestro post, no te pierdas tampoco el que hemos preparado hoy, porque te vamos a explicar cómo se utilizan estas herramientas.

Unos sencillos consejos muy fáciles de poner en práctica, que están al alcance de cualquier persona. Así que toma nota de nuestros trucos, y no olvides que puedes compartir con nosotros tus consejos. ¡Estás invitado/a a nuestro blog!

Comprueba el estado de tu pistola

Si has leído el artículo anterior, sabrás que las pistolas encoladoras tienen en su interior una barra de pegamento, y cuando presionamos el gatillo, la pistola extrae este pegamento. Pues bien, una vez que hayas preparado la herramienta y esté lista para utilizar, podrás enchufarla y realizar alguna prueba para saber que funciona perfectamente. De esta forma evitarás errores innecesarios.

Coloca la barra de pegamento

Pero antes de nada, no olvides asegurarte de que tu pistola no contiene restos del pegamento anterior, ya que pueden dejar residuos en las superficies que quieres unir. Si hay restos en tu pistola, te recomiendo que los utilices en alguna superficie que no te preocupa estropear, antes de colocar el nuevo pegamento.

Cómo utilizar la pistola encoladora

Y aplica el producto

Cuando tengas que recargar tu pistola, debes elegir con cuidado el tipo de pegamento que quieres utilizar, ya sea una barra de cola o de silicona. Recuerda que en cualquier tienda de bricolaje encontrarás pegamentos especiales para esta herramienta, que pueden ser de colores, transparente, con brillo… Elije la barra de pegamento que mejor se adapte a la superficie que quieres trabajar.

Espera a que tu pistola se enfríe

Una vez hecho todo esto, podrás apretar el gatillo de tu pistola durante unos 15 segundos y extender el producto sobre la superficie en cuestión. Pero recuerda que nunca debes tocar el pegamento, porque sale de la pistola a altas temperaturas y puedes quemarte.

Una vez que hayas terminado, tienes que esperar a que tu pistola se enfríe y entonces podrás guardarla en su lugar correspondiente.