Consejos a la hora de afilar tus cuchillos
Es muy normal que con el paso del tiempo y el continuo uso, los cuchillos de la cocina no corten igual que al principio y sufran un cierto desgaste. Sin embargo esto es algo muy normal y que se puede solucionar fácilmente sin gastarse demasiado dinero.

Con esta serie de consejos y recomendaciones conseguirás alargar la vida útil de tus cuchillos de cocina y conseguir que vuelvan a cortar de una manera perfecta.

Cómo afilar tus cuchillos

A la hora de afilar correctamente tus cuchillos puedes hacerlos de varias maneras y usando diferentes utensilios que pueden encontrar en cualquier tienda especializada. El más aconsejable y tradicional es sin lugar a dudas la piedra de diamante. Con esta piedra conseguirás que tu cuchillo vuelva a cortar perfectamente a pesar del paso del tiempo. Otro utensilio muy usado para afilar cuchillos es la chaira. Consiste en un cilindro en el que se frota la hoja del cuchillo hasta conseguir dejarlo completamente afilado. En la actualidad son muchos los hogares que cuentan con afiladores eléctricos ya que son muy fáciles de usar y el resultado es bastante bueno. Con sólo poner la hoja en la ranura, consigues afilar el cuchillo y que vuelva a cortar como una hoja de afeitar.

Consejos a la hora de afilar tus cuchillos

Consejos para afilar correctamente

A la hora de afilar correctamente tus cuchillos es importante que tengas en cuenta el grado de inclinación. La inclinación ideal para conseguir una hoja afilada es de 15 grados a 30 grados. Es importante que recuerdes que debes afilar el borde del cuchillo por ambas caras y empleando el mismo grado de inclinación. De esta forma conseguirás que el cuchillo esté afilado de una manera uniforme. Para evitar algún tipo de accidente, coloca un trapo debajo de la base del afilador para evitar que se puede escurrir el propio ccuhillo.

Una vez termines el afilado, es aconsejable lavar bien el cuchillo para eliminar las virutas de metal que puedan quedar en la hoja. Antes de comprobar si corta correctamente, observa con detenimiento en la luz si la hoja ha quedado bien y no presenta ningún tipo de desperfecto.

Como has podido comprobar, no hace falta comprar unos cuchillos nuevos o acudir a una ferretería en el caso de que los cuchillos de la cocina no corten correctamente. Con estos sencillos y prácticos consejos no tendrás problemas a la hora de darle de nuevo uso a tus cuchillos y conseguir que corten corrrectamente.