Consejos para un mantenimiento del parquet sintético
El parquet es un suelo que exige bastante mantenimiento y limpieza para poder lucirlo como debe. Si quieres que el suelo se mantenga en perfecto estado y dure bastante tiempo, es importante que tomes buena nota de los siguientes consejos que te ayudarán a mantenerlo como de la mejor manera posible.

Limpiar el polvo

Lo primero que hay que hacer es eliminar todo el polvo que se haya acumulado en la superficie del parquet. Para ello, la mejor opción es usar un buen aspirador que te deje el suelo perfectamente limpio. El aspirador no levanta nada de polvo y elimina cualquier arenilla que haya en el propio parquet. Si no dispones de aspirador, puedes usar una mopa especial para el suelo y terminar con todo el polvo que pueda haber en el propio parquet.

Fregar el parquet

A la hora de fregar el parquet tienes que tener bastante cuidado para no dañar la propia superficie. No debes usar mucha agua ya que el exceso de la misma puede provocar que la madera se hinche. Debes evitar fregar con el agua sucia, debe de estar siempre limpia ya que de lo contrario podrías dañar seriamente toda la madera.

Los productos de limpieza a la hora de fregar el suelo deben tener PH neutro y ser específicos para el parquet de tipo sintético. En el momento de fregar, la fregona debe de estar perfectamente escurrida y debes pasarla en la dirección de las betas de la madera.

Consejos para un mantenimiento del parquet sintético

Frecuencia de limpieza y fregado

A la hora de eliminar el polvo del parquet, puedes hacerlo las veces que quieras ya que no vas a dañar la superficie. En relación al fregado, lo más aconsejable es hacerlo una vez por semana. Aunque en un principio pueda parecer mucho tiempo, el parquet sintético es un tipo de suelo que se mantiene bastante limpio y no coge tanta suciedad como otro tipo de superficies.

Otra forma de proteger el propio parquet consiste en poner un felpudo a la entrada de la casa o evitar el arrastrar en exceso mesas y sillas, ya que podrían rayar algunas zonas del propio parquet. Si es posible, debes evitar el uso de las sillas con ruedas ya que a largo plazo puedes perjudicar y dañar gravemente toda la superficie del parquet sintético. Si sigues estos sencillos consejos, no tendrás problemas a la hora de tener el parquet sintético en el mejor estado posible.