Consejos para barnizar superficies de madera
El barniz es uno de los materiales más utilizados en las superficies de muchos muebles de madera para conseguir que luzcan un aspecto nuevo y como el primer día. Sin embargo, con el paso de los años el barniz tiende a envejecerse y a estropear nuestro mueble.

Si quieres unos sencillos consejos para eliminar los restos del barniz agrietado y devolver la vida y la belleza a tus muebles ahora tienes la ocasión perfecta de hacerlo, siguiendo los trucos que te ofrezco a continuación.

Cuando te pongas manos a la obra te darás cuenta de que se trata de una sencilla tarea de restauración, con la que además de poner a prueba tus habilidades y pasar una entretenida tarde, podrás ahorrarte algún dinero.

En primer lugar debes preparar la superficie en cuestión que vamos a trabajar para facilitar tu tarea de restauración. Acuérdate de protegerte las manos con unos guantes de goma, y tu rostro con una mascarilla, puesto que el barniz desprenden un fuerte olor.

Retira la pintura vieja con ayuda de una espátula hasta que puedas ver la estructura original de la madera. Si tu mueble tiene adornos o zonas perfiladas, te aconsejo que utilices lana de acero o un cepillo de alambre limpio.

El siguiente paso será lijar la puerta con una lijadora orbital y a continuación limpiar bien el polvo que se desprende al realizar este paso. Para terminar nuestra tarea de restauración tan sólo tenemos que pintar con barniz incoloro o con la pintura que más nos guste.

Es muy importante cuando vayas a realizar este paso que pintes la superficie siguiendo la dirección de la veta de la madera. Por último, deja secar la superficie y habremos conseguido devolverle la vida a nuestro mueble.