Consejos para cuidar tus muebles de jardín
Los muebles que están a la intemperie son los que más sufren las consecuencias del mal tiempo que termina por dañar los materiales, por ello envejecen mucho más rápido y duran menos. El sol provoca daños importantes en su color natural, mientras que la lluvia y la humedad agrietan la madera y causa la aparición de hongos e insectos que además de perjudicar tus muebles, también pueden dañar a tus plantas.

Lo mejor para evitar esta situación y proteger la madera, garantizando así el mejor mantenimiento y cuidado posible, es adquirir productos específicos para este tipo de muebles. Así que acércate a cualquier tienda de bricolaje o de mobiliario de jardín donde encontrarás una amplia variedad de productos.

Para aplicar de forma correcta estos productos, tienes que esparcir sobre la superficie del mueble en cuestión, una pequeña cantidad y hacerlo además con cierta frecuencia para obtener los mejores resultados.

Algunos de los productos que te ayudarán a cuidar tus muebles de madera son por ejemplo los hidrófugos que se utilizan para evitar los efectos perjudiciales de la humedad. Los insecticidas también son de gran ayuda para terminar con los parásitos que afectan a la madera.

Los fungicidas son otro de tus grandes aliados para proteger la madera de tus muebles favoritos del jardín contra los hongos. Y no te olvides de los productos pigmentados que aseguran una protección frente a los rayos del sol, que además de desgastar la madera, provocan esa sensación de envejecimiento que tanto afea los muebles.

El jardín es una de las partes de la casa que más elegancia aportan, por eso debemos cuidarlo como se merece. No sólo las plantas y flores requieren un cariño especial y un mantenimiento frecuente, sino también los muebles, especialmente si son de madera. Así que si quieres presumir de jardín entre tus vecinos, ponte manos a la obra con estos pequeños y sencillos consejos.