Consejos para el cuidado de una manguera de jardín
Si tienes un jardín sabrás que las plantas necesitan una serie de cuidados indispensables para que luzcan hermosas y sanas, para ello uno de los elementos más importantes que necesitas en tu hogar es una manguera. Con el paso del tiempo las mangueras terminan por presentar pequeñas fugas de agua, por eso cuando notes algún desperfecto de este tipo conviene que hagas una sencilla reparación.

Si necesitas ponerla a punto pero no sabes por dónde puedes empezar toma nota de estos consejos y verás que se trata de un trabajo más fácil de lo que imaginabas, y sin necesidad de acudir a ningún experto. Tan solo necesitas tener unos conocimientos básicos de las partes de la manguera y de los elementos más frecuentes a desgastarse con el tiempo y el uso.

Lo primero que debes saber es que para acoplar la manguera al conector del grifo y a la boquilla de riego, vas a necesitar unos conectores de extremo en las terminaciones del tubo de plástico. Existen una gran variedad de adaptadores de grifo, si visitas una tienda especializada en jardinería consulta al dependiente y te mostrará los diferentes modelos y materiales, aunque los de plástico son lo más recomendables para el hogar.

Los profesionales incorporan a la manguera unos adaptadores de latón que son más resistentes y duraderos. Tienes que tener en cuenta que la junta tórica con el uso termina por romperse, así que conviene que tengas juntas tóricas en casa de repuesto. De este modo cuando se te rompa la anterior porque está muy desgastada podrás cambiarla en un momento y continuar utilizando tu manguera.

Y no olvides que si las juntas levan en tu hogar mucho tiempo, tal vez necesites aplicar un poco de vaselina para poder manejar y adaptar más fácilmente las juntas a tu manguera. Con estos guías de cuidado de un elemento básico para el cuidado de tus plantas.