Consejos para eliminar el moho del baño
La humedad del ambiente estropea nuestros muebles provocando la aparición de unas manchas negras o verdosas que afean nuestros muebles, pero que podemos solucionar muy fácilmente. Uno de los lugares favoritos de este hongo es el baño, ya que es la parte de la casa más cálida y húmeda. Generalmente suele aparecer en la zona de la ducha, en las juntas de los azulejos y en las cortinas de baño.

Para eliminar el moho de las superficies plásticas es suficiente con frotar con un cepillo o un trapo humedecidos en una mezcla de agua con cloro, además de desinfectar nos ayudará a eliminar el mal olor. En las superficies de metal como el acero, la plata y el hierro por ejemplo, una buena idea es que repases la zona con un trapo humedecido en vino tinto, y si quieres puedes aclarar con agua tibia y un poco de jabón.

Mientras que para las superficies de madera puedes limpiar la zona en cuestión con un trapo seco y después pasar un trapo mojado en nafta. Acuérdate de aclarar, dejar secar toda la superficie y frotar con un paño de lana con cera especial para pulir.

En el caso de las juntas del inodoro debes eliminar el moho con un algodón y un poco de agua oxigenada. Tan sólo debes aplicar el agua y después dejar secar la superficie. Una de las partes del baño que más tendencia tienen a recibir moho son los azulejos y la cerámica, para solucionar esto es suficiente con frotar con un poco de lejía y un cepillo de cerdas firmes, o bien con un estropajo o lana de acero.

Si pones en práctica de manera regular estos sencillos consejos de limpieza podrás disfrutar de un baño reluciente y en perfecto estado.